Cliente: Museu d'Història de Catalunya
Date:enero 08, 2024

FONDO AMICAL DE MAUTHAUSEN-FRANCESC BOIX. Museu a l’Aula. MHC.

Proyecto educativo realizado para el Museu d’Història de Catalunya, que se incorporará pronto en su oferta educativa virtual dentro del Museo en el aula, en el cual hemos diseñado: el Programa Educativo, el Dosier de recursos pedagógicos para maestros, las Galerías fotográficas y los Dosieres de recursos pedagógicos por ciclos educativos, así como el material de trabajo en las escuelas consistente en una maleta didáctica: La maleta del fotógrafo: Francesc Boix y las imágenes robadas de Mauthausen… con la voluntad de mostrar y hacer valer el legado y la gesta del fotógrafo catalán Francesc Boix, como también de los diferentes agentes que intervinieron en la historia, describiendo a la vez la especificidad del fondo fotográfico, haciéndolo accesible en la comunidad de docentes para descubrirla y emplearla como recurso educativo, llegando a diferentes públicos y ciclos, integrando todas las temáticas tangenciales que están relacionadas, proponiendo un marco metodológico para el Programa educativo del fondo, que se adapte y complemente a la oferta actual del MHC.

El Programa educativo incluye diversos apartados y recursos, buscando la transversalidad que alcance varios currículums o ámbitos académicos, para facilitar la tarea docente, para que resulte interesante, entendedor y de utilidad por su adaptabilidad a los ámbitos educativos, promoviendo el descubrimiento y el uso pedagógico del fondo fotográfico para todos los públicos. Las propuestas educativas son integradoras con un cariz especialmente intercultural, incidiendo en los valores de tolerancia y empatía hacia todas las razas y grupos étnicos o culturales, como también trabajando para favorecer el intercambio intergeneracional, incorporando p. ej. los testimonios orales de gente mayor, tanto de nuestro país como otros; tiene presente la perspectiva de género y la tolerancia hacia todos los colectivos, en los recursos pedagógicos sugeridos, favoreciendo también el aprendizaje continuo y autónomo, así como la participación activa y la escucha a quién participe.

En el Programa Educativo y en el Dosier de recursos pedagógicos para docentes especialmente, hemos tenido como marco de pensamiento y observación en todo momento, la descripción de forma paralela la memoria histórica, la memoria personal y la memoria del territorio, para tener una visión de conjunto.

Tenemos que remarcar muy explícitamente que estamos tratando con un legado cultural, histórico, documental, fotográfico, que necesita interpretarse pedagógicamente y que la comunidad educativa tiene que recibir de forma muy entendedora integrante y comprendiendo su valor testimonial y la magnitud de su valía.

Para crear todo este material hemos intentado abordar la temática del Holocausto y de la historia de Mauthausen de forma no traumática, con perspectiva y rigor, (recordemos que el Holocausto o la Shoàh, fue un proceso gradual que tuvo lugar en toda Europa de 1933 a 1945, de persecución y el asesinato sistemático de aproximadamente seis millones de judíos europeos, entre otros colectivos; un genocidio organizado y ejercido por el régimen nazi alemán, que tenía como objetivo la creación de una comunidad nacional racialmente pura, de raza aria), sin quitar importancia a la gravedad de los hechos, provocando el análisis y el debate desde el testimonio de las fotografías, siempre adaptándonos a los ciclos, favoreciendo la empatía, los valores éticos universales y curriculares que se desprenden, también hemos destacado la importancia de la cronología y la cadena de custodia del fondo hasta llegar al MHC, que fue capital para su recuperación, como podéis ver en la cronología del fondo en la web del MHC.

Hay que tener presente que el Fons Francesc Boix-Amical de Mauthausen depositado en el MHC consiste básicamente en dos colecciones:

Una corresponde a las fotografías realizadas por los servicios de identificación de los SS (Erkennungsdienst), dónde, además de los fotógrafos alemanes, trabajaban seis deportados, entre ellos Francesc Boix, Antonio García y José Cereceda; dedicados principalmente a tareas de laboratorio, mientras los alemanes fotografiaban a los prisioneros, vivos o muertos, retrataban a los soldados y capos nazis, registraban el avance de las obras de los campos de Mauthausen y Gussen, donde se pueden ver las obras de construcción del campo, la llegada de los varios presos políticos, la vida cotidiana de oficiales y presos, los retratos de guardias y oficiales de la SS, las fichas de los presos o las identificaciones de los cadáveres, los acontecimientos especiales como fue la visita de Himmler, haciendo un registro fotográfico de todo lo que allí acontecía, describiendo desde el inicio la vida en el campo.

La visita de Heinrich Himmler al campo. Mauthausen, Áustria,1941-1942. Fotografía de Fritz Kornatz o Paul Ricken. © MHC (Fons Amical de Mauthausen).

La otra atribuida a Francesc Boix, como autor de las fotografías durante los días de la liberación, donde se ven los espacios vacíos de la cantera, las oficinas o el armamento abandonado, retratos de los presos y las presas que todavía estaban en el campo, algunos retratos de los grupos de supervivientes republicanos esperando a los americanos, así como imágenes de su entrada en el campo el día de la liberación; las fotografías del juicio de Dachau, donde atestiguó aportando fotografías y negativos como prueba (también lo hizo en el juicio militar de Nuremberg); así como las que realizó posteriormente en Francia, como reportero trabajando para publicaciones vinculadas al partido comunista.

Grupo de republicanos superviventes en la Appellplatz, delante de las tropas de entrada. Por encima ondea la bandera republicana. Mauthausen, Áustria. Mayo, 1945. Francesc Boix. © MHC. Fons Amical de Mauthausen-Francesc Boix Campo (con el permiso de la familia Boix).

La otra atribuida a Francesc Boix, como autor de las fotografías durante los días de la liberación, donde se ven los espacios vacíos de la cantera, las oficinas o el armamento abandonado, retratos de los presos y las presas que todavía estaban en el campo, algunos retratos de los grupos de supervivientes republicanos esperando a los americanos, así como imágenes de su entrada en el campo el día de la liberación; las fotografías del juicio de Dachau, donde atestiguó aportante fotografías y negativos como prueba (también lo hizo en el juicio militar de Núremberg); así como las que realizó posteriormente en Francia, como reportero trabajando para publicaciones vinculadas al partido comunista.

Fotografías en las que se ve a la sra. Anna Pointner y a sus hijas delante de la puerta de su casa, los días de la liberación del Campo de Mauthausen (mayo 1945), a su lado vemos a algunos miembros del Comando Poschacher,  integrado por 50 españoles, de los quales los más jóveness teníen 13 años cuando llegaron al campo con sus padres. A finales de 1944, fueron destinados a trabajar en la pedrera del señor Anton Poschacher, situada fuera del recinto del campo de concentració, hecho que facilitó a principios de 1945, que este Comando pudiera entregar el material fotográfico sustraído a la senyora Pointner, vecina del pueblo, con la que algunos de ellos habían establecido contacto, para finalmente recuperarlo.

Podéis ver algunas de las fotografías del fondo que aparecen en la Galeria fotográfica pera Bachillerato y Ciclos Formativos, en forma de contactos que podréis consultar en la web del MHC: